What's this?

Prueba de campo para valorar la mejora de producción tras la aplicación de un Inmunomodulador

M.L. Rosas Valverde, J.L. Lorenzo González, y D. Reyero Gutiérrez. 

Maporc S.C., Palazuelos de Eresma, Segovia, España, y 

Servicio Técnico Porcino, Laboratorios Ovejero S.A. (España).


INTRODUCCIÓN

El calostro es la principal fuente de energía de los lechones en las primeras horas de vida y es esencial para su supervivencia, existiendo una correlación directa entra la tasa de calostro ingerido y la mortalidad en lactación. El calostro se produce desde el comienzo del parto hasta 18-24 horas posteriores y cada lechón ingiere entre 200 y 450 gramos, siendo la producción total por cada madre entre 4 y 7 litros. El efecto de la ingesta de calostro se manifiesta incluso durante toda la vida productiva del animal, ya que animales con altas ingestas del mismo presentan mejores tasas de respuesta inmune a las infecciones tras el destete.

El objeto de este estudio es evaluar la calidad del calostro tras la aplicación de un inmunomodulador en el periodo de periparto, Inmufort® Complex Porcino, y realizar un seguimiento de la mortalidad al destete de los animales que han ingerido ese calostro.

El Inmufort® Complex Porcino es un inmunomodulador cuyo principio activo es el LPS de Ochrobactrum anthropi. Es capaz, una vez liberado en el organismo, de activar a los macrófagos para que mejoren la presentación de antígenos a linfocitos T, "montando", de este modo la respuesta inmune adaptativa. También es capaz de estimular la liberación de citoquinas implicadas en la respuesta inmune innata (mecanismos intracelulares microbiocidas, estimulación de líneas celulares...). Además, las especiales características de Inmufort® Complex Porcino, hacen que tenga un perfil inmunomodulador que incide sobre todo en la respuesta Th1, es decir, la vía celular de la respuesta inmune adaptativa y la que interesa en la mayoría de las infecciones.

MATERIAL Y METODOS

La prueba se realizó en una granja comercial de la provincia de Segovia con capacidad para 600 madres en ciclo cerrado.
La explotación no presentaba graves problemas en ninguna de las fases que pretendíamos contrastar y los resultados que se midieron fueron:

-Fertilidad de las cerdas nulíparas

-Número de lechones nacidos

-Mortalidad en la fase de lactación

-Número de lechones destetados

-Mortalidad en la fase de transición

-Concentración de inmunoglobulinas en el calostro

El calostro recogido se congeló y se envío a Laboratorios Ovejero, S.A. para su análisis mediante inmunodifusión radial, para conocer la concentración exacta de IgG. 

Para medir la mejora de la producción en las cerdas nuevas se realizaron dos tratamientos con Inmufort® Complex: uno a la llegada de las cerdas de renovación, con 5 meses de vida, y que consistió en dos tratamientos de 4ml con un intervalo de 15 días entre ellos a la entrada a la granja; y un segundo tratamiento de la misma dosis 20 y 5 días antes del parto.
El lote de nulíparas tratadas era de 40 cerdas, de las que se inyectaron a la llegada a 24 y las otras 14 se dejaron como control.
Llegado el momento del parto, se repitió el tratamiento a las cerdas tratadas a la entrada, dejando como control las no tratadas a la llegada.

De esta forma trabajamos con 2 lotes de cerdas:
Lote 1: tratadas a la entrada y antes del parto
Lote 2: no tratadas a la llegada, ni antes del parto

RESULTADOS

FERTILIDAD DE LAS CERDAS NULÍPARAS

El lote de renovación entró en la granja en el mes de Noviembre de 2007 y estaba compuesto por 40 cerdas. Los resultados de fertilidad obtenidos fueron los siguientes:

Tabla nº 1


RESULTADOS PRODUCTIVOS EN LA PARIDERA

Llegado el momento del parto, se repitió el tratamiento con dos dosis a las cerdas tratadas a la llegada y dejamos como control sin tratar las no tratadas a la entrada. Controlamos los números de nacidos vivos, nacidos muertos, bajas en lactación y número de lechones destetados. Las cerdas estaban alojadas en cuatro salas de partos. Los partos se produjeron entre los días 19 de mayo, y 5 de junio de 2008.

En la tabla 2 se observan los resultados obtenidos en la paridera.



CONCENTRACIÓN DE INMUNOGLOBULINAS EN EL CALOSTRO

Para evaluar el efecto del Inmufort® Complex en la calidad del calostro respecto a su concentración de IgG, se recogieron muestras del mismo a cada cerda con el siguiente protocolo y horario: 10 CC de leche ordeñada a las cerdas a 0, 1, 2, 3, 6 y 12 horas después del parto.
Los resultados obtenidos del análisis del calostro están recogidos en la tabla 3 expresando en cada caso la media del lote expresado en µg/µL.



RESULTADOS DE MORTALIDAD EN LA TRANSICIÓN

Por último se controlaron los porcentajes de bajas de los lotes en la fase de destete desde los 26 hasta 70 días de vida. Los resultados se reflejan en la tabla número 4.




ANALISIS DE LOS RESULTADOS

Fertilidad.


La fertilidad de las cerdas que han entrado en la granja durante el último año ha sido de 75,4%, resultado parecido al obtenido por el grupo control en esta prueba (75%), pero inferior al grupo tratado con Inmufort Complex Porcino (79,2%).

Resultados productivos en paridera

Nacidos totales:
No se apreciaron diferencias entre los grupos, siendo el que no recibió ningún tratamiento del que nació un mayor número de lechones.
De la misma manera no se aprecian diferencias en los porcentajes de mortalidad en esta fase.


Resultado del análisis de la concentración de IgG en el calostro

Las concentraciones de IgG en calostro son similares en los dos grupos en las 2 primeras horas post-parto; pero se mantienen más elevadas en el grupo Inmufort durante más tiempo, de tal forma, que ya en la 3ª hora existen diferencias a favor del grupo Inmufort de un 3,8% y aumentando a las 6 horas hasta un 5% y llegando a las 12 horas post-parto al 14,8%.

Resultados de mortalidad en transición

Los porcentajes de mortalidad de los lechones destetados son mejores en los animales procedentes de cerdas con 2 tratamientos de Inmufort® Complex (3,5% vs. 6,0%).

 CONCLUSIONES

El uso de inmunomoduladores para conseguir un aumento de inmunidad en los animales de granja en momentos puntuales de la producción, puede ser positivo si nos remitimos a los resultados que hemos recogido en esta prueba de campo.
Uno de los puntos claves de la producción está en conseguir una buena adaptación sanitaria de las cerdas nuevas cuando están en la fase de cuarentena, siguiendo un programa de vacunación que la prepare y proteja frente a los patógenos presentes. Obtener esta buena respuesta inmune está facilitado por el uso de inmunomoduladores que ayuden a mejorar la respuesta del sistema inmunitario.
Sabemos que uno de los problemas que se nos presentan a diario en las explotaciones, es la falta de respuesta a las patologías de los lechones nacidos de las madres primerizas con diferentes procesos entéricos y respiratorios en las fases de lactación y destete. El objetivo de esta prueba práctica de campo era conocer que ventajas pueden aportarnos productos como Inmufort® Complex y en esta ocasión vemos que los mejores resultados se obtienen cuando tratamos a las madres a la llegada a la explotación y antes del momento del primer parto. El hecho de poder encalostrarse durante más horas con un alimento mucho más rico en IgG, puede ser la explicación a los mejores resultados de mortalidad que hemos obtenido en la fase de transición (3,5 % frente al 6 %).