What's this?

Mejoras en la producción de lechones en el postdestete y cerdas en lactación por el uso de acidificantes y aceites esenciales seleccionados.

J.L. Lorenzo y M.L. Rosas.  Av. Tecnol. Porc. V (11): 80-84

INTRODUCCION

Uno de los problemas más frecuentes con los que los veterinarios de campo nos encontramos son las diarreas posdestete en las transiciones.
En muchas ocasiones son provocadas por la mano del hombre (manejo inadecuado) y otras por causas inherentes a determinadas granjas, lo cierto es que vienen a presentarse en un momento muy crítico para el adecuado arranque de los lechones.
Nuestra experiencia con el uso de combinaciones de ácidos orgánicos (AO) y aceites esenciales (AE) nos ha demostrado que es efectivo a la hora de desplazar al óxido de zinc, pero además hemos observado mejora en las ganancias medias diarias en numerosos casos.

De otra parte, otro de los problemas al que nos enfrentamos a menudo es el aumento de las muertes de cerdas en la fase de partos debidas a Clostridium perfringens. Este aumento se presenta en primavera y verano, posiblemente debido a un mayor consumo de agua y pienso en esta fase junto con la complicación de la regulación ambiental de esta época del año.
Viendo los beneficios del uso de combinaciones AO+AE en los lechones decidimos probar su uso en el pienso de lactación, a fin de conseguir una mayor digestibilidad del alimento y un medio adverso en el sistema digestivo para la proliferación del clostridium.
Para constatar lo anteriormente dicho expondremos a continuación dos pruebas realizadas con ProPhorce® BD/Bicidal, producto basado en una combinación de AO (fórmico y propiónico) y Bioflavonoides.

PRUEBA 1. Uso de Prophorce® BD/Bicidal frente a óxido de zinc en el posdestete.
La prueba se realizó en una granja comercial de 500 cerdas en ciclo cerrado. Hicimos dos grupos de lechones ubicados en dos salas diferentes de transición. El grupo Control incluía en el pienso una medicación de óxido de zinc (3000 ppm), colistina (120 ppm) y amoxicilina (300 ppm) tanto en el pienso Iniciador como en el Prestarter. El grupo ProPhorce®BD/Bicidal tuvo tratada el agua de bebida con este ácido, de continuo, desde el día del destete hasta el paso al cebadero con 70 días de 
vida, a una dosis de 1 litro por cada 1000 de agua. El pienso de este grupo no llevaba óxido de zinc, pero sí Colistina y Amoxicilina en las mismas proporciones que el grupo control.

Los resultados obtenidos se expresan en la tabla nº 1:


No aparecieron síntomas de problemas entéricos en ninguno de los dos lotes.

PRUEBA 2. Uso de Prophorce® BD/Bicidal para prevenir muertes de cerdas por Clostridium en parideras.
En este caso escogimos dos granjas comerciales de la provincia de Segovia con un historial de alta mortalidad de madres en paridera a causa de clostridium. En este caso el control serían las bajas de madres en el mismo periodo del año anterior. Al no tener las instalaciones preparadas para su uso en agua decidimos incluir el acidificante en el pienso de lactación, que se suministra a las cerdas desde su entrada en paridera hasta el destete (unos 7 días de preparto y una media de 25 días de lactación) y a una dosis de 2 Kgs/ Tm de pienso.

Los datos que medimos fueron las mortalidades tanto totales en la granja, como las muertes de cerdas en paridera por todas las causas (no fue posible recoger las causas de las muertes) y están reflejadas en las gráficas 1 y 2.
En la granja 1, con un censo de 600 madres en producción comparamos las bajas totales y sólo las acaecidas en parideras desde Enero hasta Agosto de 2007 y 2008. Prophorce® BD/Bicidal fue añadido al pienso en Abril de 2008 a una dosis de 2Kg/Tm. Los resultados fueron:

Gráfica 1


Gráfica 2


En la granja 2, de 1200 madres en producción, seguimos el mismo criterio y el acidificante se añadió igualmente en Abril de 2008. En las gráficas 3 y 4 vemos la mejora obtenida:

Gráfica 3


Gráfica 4


Nota: en el mes de Abril no se produjo ninguna muerte de cerdas en la granja.
Como podemos ver la mejora desde el mes de Abril en ambas granjas es clara, tanto en las bajas totales de madres como en las bajas localizadas en parideras.

Para comparar con otras granjas de la zona en las que no se ha realizado ningún tratamiento en el pienso de lactación presentamos las tablas 2 y 3 el número de bajas totales y bajas en parideras en los mismos períodos que las granjas de la prueba:

Tabla 2:

 

Tabla 3: 


CONCLUSIONES
El uso continuado de Prophorce® BD/Bicidal en el agua de bebida en la etapa de transición previene la aparición de diarreas posdestete y puede contribuir a una mejora en la ganancia media diaria en esta fase posiblemente debido a mejora en la digestibilidad del alimento y la creación de un medio adverso para la proliferación de agentes bacterianos patógenos. Además es un sustitutivo del oxido de zinc en esta fase. 

Por otro lado es un arma eficaz para disminuir la incidencia de bajas de cerdas en la paridera causadas por Clostridium perfringens.
Como podemos ver, tanto en las granjas objeto del estudio como en las cuatro últimas, las bajas en parideras son proporcionalmente elevadas respecto al número total de bajas ocurridas durante todo el periodo en dichas granjas. La reducción, por tanto, de ellas conlleva a la reducción de las bajas totales en una granja y por los resultados obtenidos en la prueba se puede reconocer que el uso de un acidificante en la estancia de las cerdas en partos mejora los parámetros estudiados, sin verse afectados por otro lado, ni la palatabilidad ni el consumo de pienso.
Si realizamos un estudio económico de lo que supone la mejora de los resultados sólo de las bajas en paridera tendremos para la granja 1 un ahorro de 1620 €, con un ROI de 11 € por cada € de coste del Prophorce® BD/Bicidal (calculado con un valor de la cerda de 180 € y el coste del acidificante en el pienso durante la estancia en lactación). Para la granja 2 el ahorro supone 4680 €, con un ROI de 16 € por cada € de coste del tratamiento.