What's this?

Manejo de bandas de 3 semanas

MB3S para una producción, sanidad y organización óptimas

M.L. Rosas Valverde, J.L. Lorenzo González. (2006). Maporc S.C. San Cristóbal de Segovia. (Segovia) España.

Antiguamente la producción animal era artesanal, las familias tenían animales en las casas que les servían de sustento o en otros casos se realizaban trueques con los animales para sufragar otras necesidades (incluso se incluían como dote para matrimonios).
Pero todo esto evolucionó para convertirse en un negocio, en una empresa .La producción se fue “intensificando” y el negocio tenía que ser rentable. Al principio lo era incluso manejando a los animales de una forma parecida a la artesanal, pero esta historia no queda ahí, sigue evolucionando (cada vez hay más granjas y las zonas se densifican, hay más competencia y aparecen enfermedades que hacen que produzcamos menos y peor y además están todas esas leyes que nos incomodan), en definitiva, cada vez nos lo ponen peor.
¿Qué podemos hacer? La única respuesta es producir bien y eso no significa tener muchos cerdos, eso significa tener muchos cerdos que sean capaces de salir andando de la granja, en buenas condiciones sanitarias y con un coste de producción rentable.
Para esto tenemos que conocer de donde partimos y a donde podemos llegar. La producción en una granja debe estar organizada y el productor saber cuántos animales debería tener en cada momento y como estarán distribuidos dentro de la granja.
Aquí juega un papel importante el diseño de las explotaciones. Sacarle el máximo rendimiento sin dejar a un lado las buenas prácticas, la sanidad e incluso el bienestar de los animales.
Imaginemos una granja que ya está hecha. Siempre caemos en el error de mirar las plazas totales, de gestación, de partos, de lechoneras y cebo, pero así nunca tendremos en cuenta el manejo todo dentro-todo fuera ya que no sabemos como se distribuyen esas plazas. En este error también se sigue cayendo hoy al diseñar una granja nueva.
Sabemos que el manejo de los lotes de una granja puede ser de 1, 2, 3, 4 ó incluso 5 semanas. ¿Cuál elegir?: en principio dependerá de la estructura de la granja, de la situación de personal y del status sanitario que tenemos y que queremos llegar a tener.
Aquí nos referiremos al manejo en bandas de 3 semanas (MB3S) ya que creemos que es el más apropiado para obtener producción, sanidad y una correcta organización del trabajo.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL MB3S

Ventajas

• Combinación del personal entre las diferentes áreas (al no coincidir el trabajo pueden ayudarse entre ellos).
• Manejo uniforme de los lotes de producción (animales en la misma fase y edad de producción).
• Coincide con la duración del ciclo estral de la cerda (21 días), con lo que el manejo de las repeticiones cíclicas es muy fácil (pasan a la siguiente banda).
Organización del trabajo.
• Concentración de trabajos: especialización.
• Planificación adecuada de las vacaciones del personal, (por ejemplo el responsable de cubriciones se puede ir en las semanas de partos y destetes).
Manejo todo dentro-todo fuera.
• Se respetan los vacíos sanitarios.
• No hay mezcla de lechones de diferente edad.
• Aumenta la eficiencia de los tratamientos ya que se pueden organizar fácilmente (programas de vacunación).
Aumento de la producción.
• Aumentan los lechones destetados por cerda y año.
• Disminuye la mortalidad.
• Mejora del IC y GMD.
• Ventajas de comercialización por ejemplo, (una granja que necesita vender lechones lo hará más fácilmente si se trata de lotes más grandes y homogéneos).

Inconvenientes

• Menor número de rotaciones de las instalaciones.
• Las cerdas con repeticiones acíclicas quedan fuera del lote de banda.
• Necesidad de una programación exhaustiva de la introducción de la reposición.
• Es posible que sea necesaria una disminución del censo de madres presentes.
• Amplificación de los errores (un error en un lote de 60 no es igual que en uno de 20).
• Descenso de la producción en los primeros 6 meses hasta que las cerdas quedan agrupadas en cada banda. (Aumento de los días no productivas)

¿CUANDO DEBEMOS PLANTEARNOS INSTAURAR EN UNA GRANJA EL MB3S?

• Cuando el número de salas de partos y lechoneras no es el adecuado para respetar un flujo de todo dentro-todo fuera.
• Cuando hay problemas de personal, tanto cuantitativos como cualitativos.
• Cuando existen problemas sanitarios.
• Cuando la productividad es baja.

CÁLCULOS PARA LA TRANSFORMACIÓN DE UNA GRANJA A MB3S
El número de lotes de cerdas en la granja será igual a la duración de un ciclo productivo de la cerda (115+28+7) dividido entre 21 (intervalo entre 2 bandas). En este caso tendremos 7 lotes de cerdas en la granja.
Empezaremos siempre por las plazas de partos, ya que es la plaza más cara y en principio limitante del censo de madres.

Parideras

El nº de salas que necesitamos será:
Tiempo de ocupación / 21, es decir: 7 días de preparto + 28 días de lactación +7 días de lavado y vacío sanitario dividido entre 21. Esto nos da 42 / 21 =2, luego necesitaremos 2 salas de partos (unidades “todo dentro-todo fuera”). Por ejemplo: una granja con 10 salas de partos de 12 plazas cada una, se distribuye en dos lotes de 5 salas de 12 cerdas:

Sala 1: 5 x 12 plazas = 60 plazas.

Sala 2: 5 x 12 plazas = 60 plazas.
Luego en esta granja podremos tener 60 partos cada 3 semanas.
En este caso es fácil ya que el número de salas disponibles es par. Si no fuera así tendremos que dividir las salas de manera que consigamos el máximo número de partos posibles, o podemos dejar una sala como comodín, por si paren más cerdas de las previstas, o podemos dejarla para que paran ahí todas las primerizas. En definitiva se trata de “jugar“con las salas de las que disponemos.

Gestación

Las plazas se calcularán dependiendo de la fertilidad de la granja (En principio hay que tener en cuenta que se podría modificar en un futuro, una vez instauradas las bandas, ya que suele aumentar la fertilidad).

Tendremos organizada la granja en 8 unidades ó sitios para las cerdas reproductoras y 7 lotes de cerdas. Con esto tendremos siempre una unidad vacía para poder mover las cerdas y variará cada semana dependiendo de los traslados que tengamos que realizar. 

Por ejemplo:

Semana 1: tenemos 2 bandas en parideras, 2 bandas en cubrición-control y 3 bandas en gestación confirmada (nos queda libre una unidad en gestación confirmada).
Semana 2: tenemos 2 bandas en parideras, 1 en cubrición-control y 4 en gestación confirmada (nos queda una unidad libre en cubrición-control).
Semana 3: 1 banda en paridera, 2 en cubrición-control y 4 en gestación confirmada (nos queda libre una paridera).
Con todo esto, como tenemos 2 salas de parideras (unidades de partos), en gestación tendremos que calcular 2 unidades de cubrición-control y 4 de gestación confirmada.

En el ejemplo anterior, si la granja tuviese una fertilidad del 85% sería:

60 x 100 / 85 = 70,5 luego tendremos que cubrir 70 cerdas para tener 60 partos.
Las plazas en cubrición-control serían 70 x 2 + 5% = 147 plazas. (El 5% de más es un margen de seguridad).
Las plazas en gestación confirmada serían 60 x 4 + 2% = 245.
En total 392 plazas.

Lechoneras y engorde

Dependiendo del tiempo de permanencia necesitaremos un número determinado de salas. Dividiremos el tiempo de permanencia entre el intervalo entre bandas (21). Cada sala tendrá el número necesario de plazas para los lechones que destetemos en cada banda. Ejemplo: la misma granja de antes (imaginemos que desteta a 11 lechones por cerda).Recordemos que cuando hablamos de salas en estos casos nos referimos a unidades “todo dentro-todo fuera”.


Lechoneras:
si los lechones se destetan con 28 días y pasan a cebo con 82-84 días, el tiempo de permanencia es de 8 semanas, más 1 de lavado y vacío sanitario. En total 9 semanas / 21 = 3 salas de 660 plazas cada una. En total 1980 plazas.

En el caso del cebo sería igual
: si van a matadero con 180 días + 7 días de lavado y vacío, serian 15 semanas / 21=
5 salas de 660 animales. Total 3300 plazas.
Podemos jugar con el tiempo de permanencia de los lechones en cada fase dependiendo de las capacidades de la granja. Si tiene menos capacidad en lechoneras y más en cebo acortamos la estancia en lechoneras y la alargamos en cebo y así necesitaríamos 2 salas de lechoneras y 6 de cebo, por ejemplo.

Lo que hay que tener en cuenta siempre es colocar las bandas por separado, es decir, no mezclar lechones de diferentes bandas en la misma sala o cerdas en el paritorio. Con esto conseguimos un manejo todo dentro-todo fuera y el beneficio sanitario de las bandas se incrementa.

Esta granja quedaría así:

• La banda 1 estaría en la 3ª semana de lactación.
• La banda 2 estaría recién metida en parideras: semana de partos.
• La banda 3 estaría en gestación confirmada, con 13 semanas de gestación.
• La banda 4 estaría en gestación confirmada, con 10 semanas de gestación.
• La banda 5 estaría en gestación confirmada, con 7 semanas de gestación.
• La banda 6 estaría en gestación confirmada, con 4 semanas de gestación.
• La banda 7 estaría en cubrición-control: 1 semana cubierta.
En lechoneras tendríamos:
• Un lote de lechones con 6 semanas de vida.
• Un lote de lechones con 9 semanas de vida.
• Una sala vacía para el destete de la banda 1.
En cebo habría:
• Un lote con 12 semanas de vida.
• Un lote con 15 semanas de vida.
• Un lote con 18 semanas de vida.
• Un lote con 21 semanas de vida.
• Un lote con 24 semanas de vida.

A la hora de hacer los cálculos para adaptar el manejo de una granja a bandas de 3 semanas nos podemos encontrar con una serie de problemas derivados de la estructuración de la granja. Para solucionarlos podemos modificar el tiempo de permanencia en lechoneras y/o cebos, dejar algunas bandas con menos cerdas, modificar salas de lechoneras en cebos o viceversa, dejar unas plazas de partos para las primerizas, en definitiva, jugar matemáticamente con las plazas respetando los ciclos de los animales.

¿CÓMO ADAPTAR UNA GRANJA A MB3Ss?

Es conveniente comenzar en otoño-invierno ya que evitamos los problemas derivados del calor y las vacaciones del personal.

Debemos conocer las fechas previstas de partos de todas las cerdas y a partir de ahí agruparlas al destete. Se puede hacer de dos maneras:

1. Destetar cerdas con 17,24 y 31 días y cubrirlas.

2. Destetar cada cerda en su semana correspondiente, pero al 1º lote de destete semanal le daremos un progestágeno (REGUMATE®) durante 2 semanas, al lote de destete de la 2ª semana lo tomarán 1 semana, y el lote de destete de la 3ª semana no toma nada y cubriremos las cerdas de los tres lotes (3 semanas) juntas.

Este segundo método es más recomendable que el primero ya que las cerdas destetadas con pocos días pueden dar problemas por escasa involución uterina y las de 31 días pueden salir muy castigadas de parideras.

21 semanas después ya estará montada la banda, el personal de la granja debe estar concienciado y convencido del sistema ya que durante este tiempo la granja puede ser un caos, coincidiendo partos y destetes con las nuevas cubriciones.

La renovación se puede introducir de dos maneras: 

Lo más conveniente es recibir cerditas cada 9 semanas y de 3 edades diferentes

1. Cubriendo cuando salgan en celo e incorporándolas a las bandas al destete.

2. Conocer las fechas de salida a celo, dándolas el progestágeno durante 18 días e incorporándolas directamente a las bandas.

Por nuestra experiencia es más conveniente la opción 2 ya que las cerdas se destetarán con 28 días y todos los lechones tendrán la misma edad. De lo contrario nos encontraremos con cerdas posiblemente destetadas con pocos días e insuficiente involución uterina (problemas de salida a celo, retornos a celo, tamaño menor de camada en el siguiente parto, etc…) ó cerdas que permanecen demasiado tiempo en lactación y que saldrán en mal estado corporal. Por otra parte tendremos lechones de diferentes edades en la transición y cebo (mezcla de edades e incumplimiento del “todo dentro-todo fuera”) y no nos beneficiaremos de una de las mayores ventajas del manejo en bandas de 3 semanas.

U
na vez formadas las bandas es importante mantenerlas intentando no cubrir cerdas fuera de banda ya que con el tiempo volveríamos a tener la granja en lotes semanales y todo el trabajo no serviría de nada.

Para el técnico, ganadero o responsable de una granja puede ser muy útil una simple hoja de cálculo en la que aparezcan reflejadas las principales actividades de la granja y se puede hacer tan detallada como uno quiera.


Para los trabajadores se puede utilizar otro tipo de hoja más específica de cada área:


     

     

     

RESULTADOS DE PRODUCCION. CASOS PRÁCTICOS

 GRANJA Nº 1

Granja de 350 cerdas que realiza el cambio a producción en bandas de 3 semanas en el mes de junio de 2005. Los resultados de fertilidad primero, y después de número de nacidos y destetados mejoraron significativamente desde el principio. Posteriormente se decide pasar la explotación a fase 1 y 2 sacando el cebo fuera y con la transformación se pasa a un censo de 750 madres. En todo el proceso de ampliación se han respetado el manejo en B3S, y los resultados se han mantenido hasta el día de hoy en que el censo de madres en producción ya se ha completado.


A pesar de la ampliación del censo de madres de la granja y por haber seguido todo el protocolo de la transformación a MB3S correctamente, los resultados hoy, con un censo de madres muy joven han mejorado en general. Se han aumentado los DNP por la entrada de muchas cerdas jóvenes que se han mantenido con REGUMATE® para su introducción en los diferentes lotes.

GRANJA Nº 2

En este caso se trata de una explotación pequeña, de 200 madres y que empezó su actividad en el año 2001. Nunca se consiguieron buenos resultados de producción y se rejuntaban lechones al destete, por lo que las patologías en esta fase eran frecuentes. En febrero de 2005 se comienza a trabajar en B3S y al mismo se introducen abuelas para realizar auto reposición y disminuir la entradas de patologías.


En este caso las mejoras de fertilidad, nacidos totales y muertos y el número de destetados/ cerda/ año es importante.